Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_27.pdf
Vol.6 - N° 02, 2022, pp.439-460 439
EVALUATION OF MATHEMATICAL CRITICAL THINKING IN
ENGINEERING STUDENTS.
EVALUACIÓN DEL PENSAMIENTO CRÍTICO MATEMÁTICO EN
ESTUDIANTES DE INGENIERÍA.
Autores:
Ing. Patricia González-Riveros
UNIVERSIDAD BERNARDO O´HIGGINS , CHILE
patricia.gonzalez@ubo.cl
Dra. Sonia Vera-Oñat
PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA , CHILE.
sonia.vera@puc.cl
Dr. Edgardo Rojas-Mancilla
UNIVERSIDAD BERNARDO O´HIGGINS , CHILE
edgardo.rojas@ubo.cl
https://orcid.org/0000-0001-9684-3827
Dr. Rodrigo Ramirez-Tagle
UNIVERSIDAD DE ACONCAGUA , CHILE
rodrigo.ramirez@uac.cl
https://orcid.org/0000-0003-0694-1808
Fechas de:
Recepción: 02-MAY-2022 Aceptación: 20-MAY-2022 Publicación: 15-JUN-2022
https://orcid.org/0000-0002-8695-5005
http://mqrinvestigar.com/
Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_27.pdf
Vol.6 - N° 02, 2022, pp.439-460 440
RESUMEN
Resumen El pensamiento crítico puede ser considerado como una capacidad compleja que
algunos investigadores la relacionan con la habilidad de pensar críticamente. Lo anterior
implica que esto puede relacionarse con la identificación de argumentos y supuestos, el
reconocimiento de relaciones, la realización de inferencias correctas, la evaluación de
evidencias y la deducción de conclusiones, entre otros. Los aspectos mencionados con
anterioridad resultan sin duda, vitales en el desarrollo de diferentes competencias y áreas
disciplinares para el buen desempeño incluyendo a los futuros ingenieros (as) enmarcados en
esta investigación.
La medición se ha sustentado en los datos reportados tras la aplicación del instrumento
CCTST-N
1
a una muestra total de 124 alumnos (88 estudiantes de primero y 37 de cuarto
año) de las carreras de ingeniería. De igual forma, se han incluido variables
sociodemográficas, las cuales podrían contribuir en la explicación del comportamiento de los
datos. Es decir, a través de la desagregación de datos y reagrupamiento de los mismos, se
podrá conocer si efectivamente existen diferencias significativas en el nivel de pensamiento
crítico matemático entre los estudiantes.
Palabras claves: Pensamiento Crítico; Estudiantes Ingeniería ; Pensamiento Matemático
1
Prueba CCTST-N: Instrumento validado para la evaluación de habilidades del pensamiento crítico. La prueba se compra a una unidad
de servicios de la Universidad de California (Estados Unidos), quienes envían los resultados analizados. La prueba se aplica en
aproximadamente 45 minutos, en un computador, on-line. Esta prueba fue adquirida por la Facultad de Ingeniería, Ciencia y Tecnología
de la Universidad Bernardo O´Higgins.
Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_27.pdf
Vol.6 - N° 02, 2022, pp.439-460 441
ABSTRACT
Critical thinking can be considered as a complex ability that some researchers relate to the
ability to think critically. The foregoing implies that this can be related to the identification
of arguments and assumptions, the recognition of relationships, the making of correct
inferences, the evaluation of evidence and the deduction of conclusions, among others. The
aspects mentioned above are undoubtedly vital in the development of different skills and
disciplinary areas for good performance, including future engineers framed in this research.
The measurement has been based on the data reported after the application of the CCTST-N
instrument to a total sample of 124 students (88 first-year students and 37 fourth-year
students) of engineering careers. Likewise, sociodemographic variables have been included,
which could contribute to explaining the behavior of the data. That is, through the
disaggregation of data and their regrouping, it will be possible to know if there are indeed
significant differences in the level of mathematical critical thinking among students.
Keywords: Critical thinking; Engineering students; Mathematical Thinking
Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_27.pdf
Vol.6 - N° 02, 2022, pp.439-460 442
INTRODUCCIÓN
La definición de Pensamiento ha tenido varios puntos de vista durante los siglos XX y XXI,
a continuación, se presentan distintas definiciones contemporáneas y clásicas.
Desde una perspectiva eminentemente psicológica, el pensamiento es uno de los atributos
que diferencia a los seres humanos con otros seres vivos, el cual puede estar conducido por
diversas operaciones mentales, tales como: recordar, relacionar, observar, imaginar, entre
otras, estos se van desarrollando a medida avanza la edad y la relación con la sociedad y el
mundo.
Dentro del enfoque cognitivo, la definición de Piaget procura generar un sentido al equilibrio
que debe existir entre el individuo y el medio ambiente pues al formarse este de manera
armónica se crea una interrelación en procesos en donde se asimila y acomoda toda la
información desde la reflexión, generando esquemas cada vez más complejos en el desarrollo
del pensamiento.
Para la Real Academia Española, el pensamiento es la “acción y efecto de pensar, actividad
del pensar, conjunto de ideas propias de una persona, de una colectividad o de una época,
frase breve y de tino serio, que refleja una idea de carácter moral o doctrinal”.
Por otra parte, Heidegger (2005) señala que el pensamiento puede ser concebido con un
proceso en el cual “tan pronto como tomamos el camino del aprender, confesamos por ello
mismo que todavía no somos capaces de pensar”. Así y de acuerdo con este autor, se puede
deducir que el pensamiento es un proceso continuo de aprendizaje, dado que los individuos
se ven enfrentados diariamente al descubrimiento de nuevas experiencias.
Por otro lado, y en la presentación de sustentos teóricos desde la definición de pensamiento,
es clave señalar que este se construye a partir de un flujo de ideas, símbolos y asociaciones
dirigidas hacia un objetivo, y que se expresan a través del lenguaje (pensamiento discursivo
- verbal) o a través de la acción (pensamiento práctico). Flujo que ha sido movido por un
problema y que intenta conducir a conclusiones eficaces de relación a tal problema (Capponi
(2001)).
Lo anterior da cuenta de que existen más soluciones o ideas de las que un individuo forma y,
tanto estas, como las posibles que pudiese incorporar, conforman parte de su organización
personal.
También es importante diferenciar cuando se habla pensamiento y razonamiento. El concepto
de razonamiento de acuerdo a Gadino (2005) se vincula usualmente con el de pensamiento,
pero no se equipara con él. En efecto, si bien se concibe que razonar es pensar, también se
advierte que no siempre pensar implica razonar. El concepto de razonamiento se relaciona
con el pensamiento cognitivo y no con elementos de corte perceptivo ni emocional.
Por otro lado, es importante diferenciar, comprender y conocer el pensamiento para efectos
de tomar una decisión o reflexionar. Para esto, Ortega y Gasset (1997) propone una definición
que distingue entre creencias e idea, donde cada una lleva a diferentes tipos de conocimiento.
Así, creencia es un pensamiento arraigado, una certeza absoluta y no se pone en duda y se
utiliza con frecuencia. “Creencia es aquello con lo que contamos absolutamente, pensemos
en ello o no; idea es aquello con que no contamos, sino que elaboramos, construimos en vista
de una falla en nuestras creencias” (Ortega y Gasset (1997))
Se puede entonces considerar que el pensamiento es una secuencia de imágenes e ideas que
tiene un individuo, es decir, meditar, imaginar, razonar y reflexionar, de forma positiva o
Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_27.pdf
Vol.6 - N° 02, 2022, pp.439-460 443
negativa en función de la reflexión o de las conclusiones que se derivan de su razonamiento,
el que varía y evoluciona en función del actuar de cada sujeto y de sus decisiones,
permitiendo a éste ser asertivo, tomar decisiones adecuadas, responsables y concretar planes
y metas, lo cual suele beneficiar al individuo en diversos ámbitos o dimensiones personales.
El Pensamiento Crítico Matemático
Existen distintas maneras de abordar y definir el pensamiento crítico, la visión clásica de
Ennis (1989), lo define como un “pensamiento reflexivo y razonable que se centra en que la
persona pueda decidir que creer o hacer”, estableciendo un marco de acción y de
pensamiento.
Por otra parte, se puede relacionar el pensamiento crítico con el comportamiento, este
cuestiona las cosas y se interesa por los fundamentos en los cuales se sostienen las ideas,
acciones y juicios, tanto propios como ajenos, considerándose un proceso sofisticado que
contiene habilidades, disposiciones y metacognición (Dwyer, Hogan y Stewart (2012)).
Durante el siglo XX, el pensamiento crítico toma fuerza, siendo su auge en los años ochenta.
Y es que a través de la crítica hacia el sistema educacional norteamericano (Lipman (1998)),
se reconocen las debilidades respecto a cómo se ha abordado su estudio. Sin embargo, Dewey
(1903), citado por Lipman (1998), ya había establecido que una de las capacidades
fundamentales era la investigación.
Lipman (1998) alude a Dewey (1903) como pionero en el desarrollo del constructo de
pensamiento crítico, el cual está estrechamente vinculado con el concepto de pensamiento
reflexivo, el cual busca conocer las causas de las ideas y sus consecuencias. Es decir, da
cuenta de la importancia de la investigación científica en la educación.
Ennis (1989), referido por Lipman (1998), afirma que el pensamiento crítico es “aquel
pensamiento razonable y racional que nos ayuda a decidirnos sobre lo que hay que creer y
hacer” (Lipman (1998)).
Lipman, (1998), en su obra “Pensamiento complejo y educación”, aborda las principales
problemáticas de la educación, siendo el más relevante el cómo enseñar a pensar. Así, el libro
analiza la problemática desde sus orígenes. De igual modo, denuncia las defensivas
posiciones de los involucrados, las que se contraponen a los avances. De igual forma, recopila
las contribuciones de otros investigadores, proponiendo estrategias de mejora para la efectiva
la trasformación de las aulas en espacios que promuevan el desarrollo del pensamiento a
través de la incorporación de los componentes investigativos en el currículo, así como
también de la filosofía.
Cabe señalar que el pensamiento crítico hace que los sujetos sean conscientes “de sus propios
supuestos e implicaciones, así como de las razones y evidencias en las que se apoyan sus
conclusiones” (Lipman, M. (1998)).
Elementos del pensamiento crítico
Santiuste, Ayala, Barrigüete, García, González, Rossignoli y Toledo (2001), proponen tres
elementos propios del pensamiento crítico, y estos son: contexto, estrategias y motivaciones.
El primero es la manera razonada y coherente para responder, proporcionando el ambiente
que condicionará con anterioridad el modo de respuesta. Las estrategias, están asociadas a la