Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_22.pdf
Vol.6-N° 02, 2022, pp. 345-369 Journal Scientific MQRinvestigar 345
DEPARTMENT OF STUDENT COUNSELING IN THE ACADEMIC
PERFORMANCE OF STUDENTS IN VIRTUAL MODE.
DEPARTAMENTO DE CONSEJERÍA ESTUDIANTIL EN EL RENDIMIENTO
ACADÉMICO DE LOS ESTUDIANTES EN MODALIDAD VIRTUAL.
AUTORES:
Ginger Sebastiana Anchundia Anchundia
UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MANABÍ
ganchundia2263@utm.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-2978-4932
Mg. Ana Gabriela Vélez Santana
UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MANABÍ
ana.velez@utm.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-5340-5322
Fechas de:
Recepción: 14-ABR-2022 Aceptación: 25-ABR-2022 Publicación: 15-JUN-2022
https://orcid.org/0000-0002-8695-5005
http://www.mqrinvestigar.com/
Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_22.pdf
Vol.6-N° 02, 2022, pp. 345-369
Journal Scientific
MQRinvestigar 346
RESUMEN
La educación es un proceso dinámico condicionado por diferentes factores en distintos
contextos sociales. A inicios del 2020, la propagación del virus COVID-19 evidenció la
necesidad de trasladar los espacios de educación presencial a entornos virtuales. Ante esta
realidad socioeducativa, los Departamentos de Consejería Estudiantil (DECE) asumieron el
desafío de programar una intervención sobre la problemática de bajo rendimiento
académico, suscitada por nuevos factores causales. Por los argumentos expuestos, la
investigación planteó como objetivo identificar la intervención del Departamento de
Consejería Estudiantil en el rendimiento académico de estudiantes en modalidad virtual de
Tercer Año de Bachillerato “A” de la Unidad Educativa Jorge Jeremy Cantos, del cantón
Montecristi. La investigación se fundamentó en los paradigmas constructivista y positivista,
el tipo de estudio fue descriptivo; se susten en métodos bibliográficos, estadísticos y
analíticos; las técnicas empleadas fueron entrevistas y encuestas, con sus instrumentos guía
de entrevista semi-estructurada aplicada a un analista DECE; y cuestionario de preguntas
aplicado a 43 estudiantes y 43 padres de familia. Los resultados refirieron que la
intervención del DECE para el mejoramiento del rendimiento académico en los estudiantes
se enmarcó en el eje de seguimiento, comprendiendo acciones como la comunicación
constante con los docentes y la familia del estudiante, canalizadas a través de las
herramientas TIC’s, mismas que contribuyeron al desempeño de una labor eficiente por
parte del DECE.
Palabras claves:
Intervención social, rendimiento académico, DECE, Trabajo Social, educación,
estudiantes, modalidad virtual.
Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_22.pdf
Vol.6-N° 02, 2022, pp. 345-369
Journal Scientific
MQRinvestigar 347
ABSTRACT
Education is a dynamic process conditioned by different factors in different social contexts.
At the beginning of 2020, the spread of the COVID-19 virus highlighted the need to move
face-to-face education spaces to virtual environments. Faced with this socio-educational
reality, the Student Counseling Departments (DECE) took on the challenge of
programming an intervention on the problem of low academic performance, caused by new
causal factors. Due to the arguments presented, the research aimed to identify the
intervention of the Department of Student Counseling in the academic performance of
students in virtual mode of Third Year of Baccalaureate "A" of the Educational Unit Jorge
Jeremy Cantos, of the Montecristi canton. The research was based on the constructivist and
positivist paradigms, the type of study was descriptive; it was based on bibliographic,
statistical and analytical methods; the techniques used were interviews and surveys, with
their semi-structured interview guide instruments applied to a DECE analyst; and
questionnaire of questions applied to 43 students and 43 parents. The results indicated that
the intervention of the DECE for the improvement of the academic performance in the
students was framed in the follow-up axis, including actions such as constant
communication with the teachers and the student's family, channeled through the ICT tools,
which contributed to the performance of efficient work by DECE.
Keywords:
Social intervention, academic performance, DECE, Social Work, education, students,
virtual modality.
Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_22.pdf
Vol.6-N° 02, 2022, pp. 345-369
Journal Scientific
MQRinvestigar 348
INTRODUCCIÓN
La educación es un proceso dinámico condicionado por factores culturales en distintos
contextos sociales. En este escenario, el ser humano ejerce un papel protagónico en el rol de
docente como agente catalizador de enseñanzas; mientras que, en el rol de estudiante se fomenta la
adquisición de aprendizajes. En las últimas décadas, fenómenos como la globalización y
tecnificación de las sociedades promovieron la aparición de las denominadas Tecnologías de la
Información y Comunicación (TIC’s). (Nieto-Göller, 2012, p.139) El ámbito educativo, se ha
adaptado a las demandas de la sociedad contemporánea implementando el uso de las herramientas
tecnológicas para promover procesos de enseñanza-aprendizaje a través de la metodología e-
Learning conocida también como “teleformación, formación on-line, enseñanza virtual” (Centro de
Formación Permanente, 2021, s.p.).
A inicios del 2020, la propagación del virus COVID-19 evidenció la necesidad de
transformar los mecanismos de enseñanza, trasladando los espacios de educación presencial a
entornos virtuales. Sin embargo, la adopción precipitada de esta medida generó un impacto a nivel
de docentes y educandos. En el caso de los estudiantes, cuestiones como la carencia de recursos
tecnológicos en el hogar, acceso limitado o deficiente a redes de internet, desconocimiento del
manejo de plataformas virtuales en los padres de familia, adaptación del estudiantado a una nueva
metodología de aprendizaje, entre otros, provocaron repercusiones en el rendimiento académico.
En el Ecuador, ante esta realidad socioeducativa, los Departamentos de Consejería
Estudiantil (DECE) asumieron el desafío de programar una intervención sobre la problemática de
bajo rendimiento académico, suscitada por nuevos factores causales. Por los argumentos expuestos,
la investigación planteó como objetivo identificar la intervención del Departamento de Consejería
Estudiantil en el rendimiento académico de estudiantes en modalidad virtual de Tercer Año de
Bachillerato “A” de la Unidad Educativa Jorge Jeremy Cantos, del cantón Montecristi. En otras
palabras, se percib la necesidad de indagar la intervención que desarrollan los analistas del
Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) ante factores relacionados con la aplicación de la
modalidad virtual ante la problemática de bajo rendimiento académico en estudiantes de básica
superior, específicamente, de tercer año de bachillerato.
Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_22.pdf
Vol.6-N° 02, 2022, pp. 345-369
Journal Scientific
MQRinvestigar 349
DESARROLLO
Generalidades del marco legal en la educación
La educación es un derecho contemplado en el artículo 26 de la Declaración Universal de
los Derechos Humanos, en el se tipifica que “toda persona tiene derecho a la educación” (Naciones
Unidas, 2021a, s.p.). En el año 2015, líderes políticos de los países miembros de la Organización de
las Naciones Unidas (ONU) suscribieron la Agenda 2030, en ella se detallan los 17 Objetivos de
Desarrollo Sostenible (ODS). El cuarto objetivo pretende “garantizar una educación inclusiva,
equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”
(Naciones Unidas, 2021, s.p.)
En este sentido, la Constitución de la República del Ecuador 2008 establece como uno de
sus deberes “garantizar sin discriminación alguna el efectivo goce de los derechos establecidos […]
en los instrumentos internacionales, en particular la educación” (Asamblea Nacional Constituyente,
2008, p.9). Para el cumplimiento de este derecho, se demanda la articulación de un equipo
interdisciplinario que brinde respuesta a las necesidades educativas, sociales, psicológicas y
emocionales del educando; es decir que, además de la labor que ejercen los docentes responsables
de la formación académica; se requiere la intervención de profesionales del ámbito social para
brindar atención especializada ante las problemáticas originadas en el entorno educativo. El
ejercicio de estos profesionales se contempla en el capítulo sexto de la Ley Orgánica de Educación
Intercultural (LOEI), denominado “de las necesidades educativas específicas, de la orientación
vocacional y los Departamentos de Consejería Estudiantil” (Mera-Giler, 2021, p.45).
Departamento de consejería estudiantil (
DECE)
En la unidad educativa, el Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) es un
organismo técnico, especializado y multidisciplinario encargado de la prevención de problemáticas
sociales, promoción de habilidades para el desarrollo integral y convivencia armónica de los
educandos con los agentes que conforman la comunidad educativa. Su objetivo es proporcionar
apoyo y acompañamiento social, psicológico, emocional y psicoeducativo, amparado en las
normativas vigentes. En otras palabras, el DECE es “la instancia responsable de la atención integral
de los estudiantes” (Ministerio de Educación, 2021a, s.p.).
La Normativa para la Implementación, Organización y Funcionamiento del Departamento
de Consejería Estudiantil (DECE) en las Instituciones Educativas del Sistema Nacional de
Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_22.pdf
Vol.6-N° 02, 2022, pp. 345-369
Journal Scientific
MQRinvestigar 350
Educación establece que el DECE se conformará de un profesional por cada cuatrocientos cincuenta
(450) a seiscientos setenta y cinco (675) estudiantes; mientras que, cuando hayan entre seiscientos
setenta y seis (676) hasta mil ciento veinticinco (1.125) estudiantes se requerirá de dos
profesionales; en cambio, tendrán que conformar el departamento tres profesionales en las unidades
educativas que existan de mil ciento veintiseis (1.126) a mil quinientos setenta y cinco (1.575)
estudiantes. (Espinosa, 2016, p.3).
En relación a las competencias y conocimientos específicos, el primer y segundo
profesional debe contar con un título de tercer nivel en psicología educativa, psicopedagogía o
carreras que apoyen los procesos de inclusión; mientras que, el tercer profesional debe tener un
título de tercer nivel en Trabajo Social o disciplinas afines. No obstante, si la unidad educativa
percibe la necesidad de incluir en su plantilla laboral más profesionales en el Departamento de
Consejería Estudiantil (DECE), la decisión de seleccionar el perfil profesional será responsabilidad
de las autoridades educativas, quienes analizarán las carencias institucionales.
En el caso de las unidades educativas de sostenimiento fiscal, cuando las nóminas de
estudiantes son inferiores a cuatrocientos cincuenta (450), los profesionales del Departamento de
Consejería Estudiantil (DECE), de la unidad educativa fiscal conocida como institución educativa
núcleo” prestarán sus servicios a los educandos de las unidades educativas fiscales del mismo
circuito; éstas se denominan “instituciones educativas enlazadas” (Espinosa, 2016, p.4). La
planificación de las visitas a las unidades educativas requiere la aprobación del rector de la
“institución educativa núcleo”, obteniendo este aval, el equipo interdisciplinario procederá a la
socialización de la propuesta ante la máxima autoridad de la “institución educativa enlazada”. El
cumplimiento de esta ruta otorgará a los analistas del Departamento de Consejería Estudiantil
(DECE), la autorización para prestar sus servicios de atención psicosocial.
Roles de los profesionales del departamento de consejería estudiantil (
DECE
)
Los profesionales que conforman el Departamento de Consejería Estudiantil (DECE)
desempeñan múltiples roles en su labor como analistas. Este término hace referencia a un conjunto
de pautas y reglas de comportamiento identificadas y reconocidas por la sociedad. En el Manual de
Funcionamiento de los Departamentos de Consejería Estudiantil (DECE), se destacan dos roles
fundamentales, éstos son:
Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_22.pdf
Vol.6-N° 02, 2022, pp. 345-369
Journal Scientific
MQRinvestigar 351
El rol de coordinador, lo ejerce un miembro del equipo multidisciplinario que posee una
experiencia mínima de cuatro (4) años en su disciplina. Entre las actividades que cumple el
profesional se encuentran el diseño del Plan Operativo Anual (POA) del DECE, presentación y
aprobación del mismo ante el Consejo Ejecutivo Institucional para su posterior ejecución,
supervisión y evaluación; coordinación de la participación activa del equipo del DECE en la
elaboración del Proyecto Educativo Institucional (PEI), Código de Convivencia, Planes de
Seguridad y Salud Integral, entre otros; articulación de la Red de Consejería Estudiantil;
distribución de actividades entre los analistas DECE a su cargo; coordinación con agentes internos y
externos a la unidad educativa como la Unidad Distrital de Apoyo a la Inclusión (UDAI);
implementación de actividades orientadas a la comunidad educativa y a la promoción de su
participación activa; difusión de espacios de actualización de conocimientos; reuniones de apoyo
con profesionales del equipo interdisciplinario; cumplimiento de rutas y protocolos del sistema
educativo; participación en juntas de curso y juntas de docentes; monitoreo y seguimiento de casos;
elaboración de informes psicosociales. (Guamán, et al., 2016, pp.18-19)
Por otra parte, el rol es de ejecutor, lo desempeñan profesionales del área social y
psicología, además de titulados en el ámbito de apoyo a la inclusión. Las acciones que competen a
estos profesionales involucran la participación en el diseño del Plan Operativo Anual (POA) del
DECE, Proyecto Educativo Institucional (PEI), Código de Convivencia, Planes de Seguridad y
Salud Integral; participación en la Red de Consejería Estudiantil; cumplimiento de las
responsabilidades asignadas por el coordinador del departamento; desarrollo de actividades
orientadas a la comunidad educativa; asistencia a espacios de actualización de conocimientos;
reuniones con padres de familia o representantes de los educandos; cumplimiento de rutas y
protocolos del sistema educativo; participación en juntas de curso y juntas de docentes; monitoreo y
seguimiento de casos; elaboración de informes psicosociales. (Guamán, et al., 2016, p.20)
Las actividades enunciadas en los párrafos anteriores permiten deducir que los analistas del
Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) ejercen otros roles como: administrador,
investigador, identificador de situaciones, planificador, informador, proveedor de servicios,
orientador, asesor, consejero, mediador, educador social, facilitador, movilizador de recursos
humanos y evaluador. (Ander-Egg, 2009, pp.301-304)
Vol.6 No.2 (2022): Journal Scientific Investigar ISSN: 2588–0659
http://doi.revistamqr.com/V6_2_ART_22.pdf
Vol.6-N° 02, 2022, pp. 345-369
Journal Scientific
MQRinvestigar 352
Funciones del departamento de consejería estudiantil (
DECE
)
En el hilo conductual de la presente disquisición, resulta importante abordar las funciones
del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE); partiendo del marco conceptual del vocablo
función, mismo que ha sido conceptualizado por múltiples autores, entre ellos Merton (citado por
Ander-Egg, 2009), quien concibe a la función como “toda consecuencia objetiva observable,
producida por la presencia de un elemento en el seno del sistema social, la cual aumenta o mantiene
su grado de integración” (p.154).
Entre las funciones que desarrolla el equipo m